NewDetail

AICEP
Agência para o Investimento e Comércio Externo de Portugal

CABEÇALHO

Al comenzar esta semana y en el contexto de una intensa agenda nacional, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, pasó revista a la marcha de los programas de inversión extranjera, del sector energético y del turismo, temas priorizados para el gobierno en Cuba por su impacto en el desarrollo económico y social.

En la primera de estas reuniones, correspondió al ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, explicar los proyectos con inversión extranjera que se presentarán durante el primer semestre del presente año.

 

Al ofrecer detalles vinculados con la situación actual de cada uno de ellos, el titular subrayó que están relacionados con el Grupo Empresarial AZCUBA y los ministerios de la Construcción, la Agricultura, la Industria Alimentaria, Industrias, Energía y Minas, Turismo, Transporte y Comercio Interior, así como con el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

 

Malmierca subrayó que entre los proyectos priorizados en negociación se han identificado más de cincuenta, con gran impacto en la economía del país y a los que, dijo, debe dársele toda prioridad y un seguimiento preciso.

 

Existen obstáculos objetivos, como la aplicación de la Ley Helms Burton, pero también muchos de carácter subjetivo que tienen que ver con el nivel de gestión, los cuales tenemos que derribar.

 

En ese sentido, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz señaló que a pesar del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que impone Estados Unidos contra Cuba; el país necesita concretar y ampliar los negocios con inversión extranjera.

 

Recordó que la batalla económica es una de las prioridades del gobierno. “Si queremos modernizar la industria y producir más de lo que importamos, tenemos que concretar más negocios”, aseveró el Primer Ministro.

 

Marrero Cruz también examinó el estado actual de los programas de la Política para el desarrollo de las Fuentes Renovables de Energía. Durante la explicación ofrecida por altos directivos del Ministerio de Energía y Minas, se conoció  que las instalaciones en operación, que aprovechan las fuentes renovables de energía,  producirán durante el año 2020 unos 1200 GWh, con lo cual se dejan de consumir 320 mil toneladas de combustible.

 

Por otra parte, en el presente año se pondrán en servicio otros 56 MW por vía solar y 1.25 MW en energía hidráulica.

 

Los programas eólicos, de las bioeléctricas y el solar fotovoltaico también fueron analizados durante la reunión. Del nuevo programa para la construcción de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas se puntualizó que una de ellas está en operación, dos en construcción, y otras 13 cuentan con financiamiento y están en preparación para iniciar su construcción civil en el presente año.

 

Otro tema evaluado durante la jornada fue el relacionado con las producciones del Ministerio de la Industria Alimentaria destinadas al sector turístico. En ese sentido, y luego de exponer la situación actual del cumplimiento de las entregas hasta febrero, el ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino, consideró que todavía se encuentran lejos de satisfacer con sus productos las necesidades y demandas del sector turístico.

 

Por su parte, el titular del Turismo, Juan Carlos García Granda, apuntó que la industria alimentaria es la que más incide en la calidad de los servicios turísticos en el país. De igual manera, reconoció el esfuerzo de sus directivos y trabajadores para cumplir sus compromisos, especialmente en la producción de cárnicos, lácteos, entre otros.

 

El Primer Ministro insistió en la necesidad de sustituir importaciones y de que nuestra industria vaya recuperándose. Estamos en un buen momento, donde están surgiendo ideas, se están buscando alternativas de cómo hacer más con menos, afirmó.

 

En estos momentos -agregó- con tantas campañas contra el turismo cubano, lo que va a lograr que mantengamos una comercialización y podamos seguir desarrollándolo es la calidad en la prestación de los servicios.

 

Manuel Marrero Cruz reiteró la importancia de que se cumplan las producciones de la industria alimentaria para el turismo, una vía necesaria para elevar la calidad del servicio y sustituir importaciones en la bien llamada locomotora de la economía nacional.

Partilhar