NewDetail

AICEP
Agência para o Investimento e Comércio Externo de Portugal

CABEÇALHO

El posible repunte económico en 2021 está rodeado de un nivel inusualmente alto de incertidumbre, sin poder descartar una crisis de deuda soberana.

El impacto de la pandemia en el África subsahariana ha generado una contracción regional sin precedentes debido a la interrupción del comercio, las restricciones al turismo y la caída de la demanda y los precios de las materias primas. Los gobiernos africanos, que han actuado con decisión para contener la propagación del virus, han evitado una crisis sanitaria, pero las medidas aplicadas han tenido un gran impacto en la economía de mercados muy endeudados que carecen de capacidad para responder con paquetes de estímulo fiscal similares a las economías desarrolladas. Crédito y Caución prevé una profunda recesión de las mayores economías de la región, Nigeria, Sudáfrica y Angola, y una recuperación lenta que limitará el crecimiento a medio plazo.

 

El posible repunte económico en 2021 está rodeado de un nivel inusualmente alto de incertidumbre, sin poder descartar una crisis de deuda soberana. Los países con un alto nivel de deuda denominada en moneda extranjera, como Zambia o Angola, son particularmente vulnerables. El apoyo financiero de instituciones multilaterales como el FMI o el Banco Mundial será fundamental para ayudar a la región a mitigar los efectos negativos de la pandemia sobre sus economías y sociedades.


Los países más afectados por la severa recesión son aquellos que dependen del turismo, las exportaciones de petróleo y la volatilidad de los flujos financieros. Los países en los que el turismo representa más del 25% de los ingresos de exportación, como Tanzania, Mauricio y Cabo Verde, son particularmente vulnerables al colapso del turismo mundial. Los exportadores de metales, como Sudáfrica, Botsuana y Zambia, han experimentado una fuerte disminución de sus ingresos. La conmoción es aún mayor en República del Congo y Angola, donde el petróleo representa más del 90% de las exportaciones. Otros países de la región, con economías más diversificadas, sufrirán un menor impacto. Kenia sufrirá una pequeña contracción y en Etiopía y Ruanda las tasas de crecimiento seguirán siendo ligeramente positivas. Senegal, Costa de Marfil y Uganda se recuperarán con mayor fuerza en 2021.


La pandemia ha desencadenado grandes movimientos en los tipos de cambio. Sudáfrica, la economía de la región más integrada en los mercados financieros globales, ha sufrido una brusca depreciación de su moneda debido a la salida de capitales. Además, la conmoción sin precedentes de la economía mundial augura una pérdida de remesas, una fuente importante de financiación extranjera para países como Nigeria, Ghana, Kenia o Senegal.

Partilhar