Guía del Inversor – Sistema Laboral - Tipos de Contratos de Trabajo

AICEP
Agência para o Investimento e Comércio Externo de Portugal

CABEÇALHO

Contact Us


Homepage » Invertir en Portugal » Sistema Laboral

Invertir en Portugal

 

 

Sistema laboral

 

1.4 Tipos de contratos de trabajo

  

Tipos de contratos de trabajo

Conforme a la legislación portuguesa, la contratación, por regla general, se considera indefinida (aunque se recomienda, en muchas situaciones, la formalización por escrito del contrato). Los contratos por tiempo determinado y no determinado constituyen excepciones a esta regla (si bien este tipo de contratos están muy extendidos en Portugal).

 

Por lo general, es posible celebrar contratos por tiempo determinado para atender necesidades laborales temporales como, por ejemplo, la sustitución de trabajadores o una demanda excepcional de mano de obra o emprender políticas de empleo (como, por ejemplo, la contratación de desempleados de larga duración o demandantes de empleo por primera vez) y para la puesta en marcha de nuevas sociedades o empresas.

 

Los contratos por tiempo determinado sólo pueden ser renovados tres veces y su duración total no podrá superar, por lo general, los tres años (si bien en determinados casos se prevé una duración máxima de 18 meses y en otros, de dos años). Los contratos por tiempo indeterminado no podrán superar los seis años de duración.

 

Recientemente ha entrado en vigor una nueva ley sobre esta materia (Ley 76/2013, de 7 de noviembre) que permite, en aquellos contratos que alcancen la duración o el número de prórrogas máximas antes del 8 de noviembre de 2015, la ampliación de la duración de los contratos por tiempo determinado por un período adicional de hasta 12 meses, permitiéndose dos prórrogas más además de las tres ya aceptadas.

 

La duración mínima de cada prórroga equivaldrá a 1/6 de la duración máxima del contrato por tiempo determinado o de su duración efectiva, si fuera menor.

 

Los contratos por tiempo determinado prorrogados con arreglo a este régimen no podrán seguir en vigor después del 31 de diciembre de 2016.

 

De excederse cualquiera de los límites mencionados, el contrato por tiempo determinado se convertirá en un contrato indefinido.

 

Los contratos por duración determinada podrán transformarse en contratos indefinidos en sede judicial cuando, por ejemplo, el motivo de la contratación sea nulo o no sea ratificado judicialmente o en caso de exceder su duración o número de prórrogas máximas.

 

 

 

Contenido proporcionado por:

 

Contenido proporcionado por Garrigues

 

 

 

 

 

 

Partilhar