Guia do Investidor – Sistema Laboral - Faltas

AICEP
Agência para o Investimento e Comércio Externo de Portugal

CABEÇALHO

Contact Us


Homepage » Invertir en Portugal » Sistema Laboral

Guia do Investidor em Portugal

 

 

Sistema laboral

 

4.3. Faltas

 

Se considera falta la ausencia del trabajador en el lugar de trabajo en el que debía desempeñar su actividad durante el período normal de trabajo diario.


En caso de ausencia del trabajador por períodos inferiores al período de trabajo al que está obligado, los respetivos tiempos se suman para determinar la falta. En el caso de que los períodos de trabajo diario no sean uniformes, se considera la duración media.


La ausencia, cuando previsible, debe ser comunicada al empleador con la antelación mínima de cinco días, así como su motivo justificativo. Si esa antelación no puede ser respectada, en particular por la ausencia ser imprevisible con la antelación de 5 días, la comunicación al empleador deberá ser echa lo antes posible.


La falta justificada no determina la pérdida o el perjuicio de ningún derecho del trabajador. No obstante, determinan la pérdida de retribución las siguientes faltas justificadas:
a) Por motivo de enfermedad, siempre que el trabajador beneficie de un régimen de seguridad social de protección en la enfermedad;
b) Por motivo de accidente en el trabajo, siempre que el trabajador tenga derecho a cualquier gratificación extraordinaria o seguro;
c) La falta para asistencia a miembro del agregado familiar;
d) Las faltas que por ley sean consideradas justificadas, cuando sean superiores a 30 días al año;
e) Las autorizadas o aprobadas por el empleador.


La falta injustificada determina la pérdida de la retribución correspondiente al período de ausencia, que no es contabilizado en la antigüedad del trabajador.


En el caso de que el trabajador se presente con retraso injustificado:
a) Siendo superior a 60 minutos y para iniciar el trabajo diario, el empleador puede rechazar la prestación de trabajo durante todo el período normal de trabajo;
b) Siendo superior a 30 minutos, el empleador puede rechazar la prestación de trabajo durante esa parte del período normal de trabajo.


La pérdida de retribución por motivo de faltas puede ser sustituida:
a) Por renuncia a días de vacaciones en igual número, hasta el permitido en la duración del periodo de vacaciones (ver punto 4.2), tras declaración expresa del trabajador comunicada al empleador;
b) Por prestación de trabajo en adición al período normal, dentro de los límites previstos en la adaptabilidad por reglamentación colectiva (ver punto 3) cuando el instrumento de reglamentación colectiva de trabajo lo permita.

 

Estas consideraciones no implican la reducción del subsidio de vacaciones correspondiente al período de vacaciones devengadas.
 

 

 

Contenido proporcionado por:

 

Contenido proporcionado por Garrigues

 

 

 

 

Partilhar