Guía del Inversor – Régimen Fiscal - Impuesto sobre Sociedades

AICEP
Agência para o Investimento e Comércio Externo de Portugal

CABEÇALHO

Contact Us


Homepage » Invertir en Portugal » Sistema Fiscal

Invertir en Portugal

  

 

Régimen Fiscal

 

1. Impuesto sobre Sociedades

 

1.1 Resumen

  

Impuesto sobre Sociedades

Imposto sobre o Rendimento das Pessoas Coletivas (IRC)

Entrada en vigor

1 de enero de 1989 (1 de enero de 2014, última reforma IS ampliada)

Tipos impositivos

- Tipo general 21%

- Recargo Municipal (“derrama municipal”) de hasta el 1,5% de los beneficios imponibles (dependiendo del municipio donde se desarrollen las actividades)

- Recargo Nacional (“derrama estadual”) del 3%de los beneficios que excedan de 1,5 millones de euros, del 5% de los beneficios que excedan de 7,5 millones de euros y del 7% de los beneficios imponibles que excedan de 35 millones de euros

Exenciones

Existen exenciones al IS para los entes públicos nacionales, autonómicos, municipales, entidades de la Seguridad Social y fondos de capitalización, entre otros.

Declaraciones del IS

- Declaración anual del IS, cuyo plazo de entrega finaliza el 31 de mayo del año siguiente al presentado

- Otras obligaciones de presentación (adquisición/venta de valores, retenciones sobre beneficios pagados, etc.)

 

1.2 Entidades imponibles

 

Impuesto sobre SociedadesEl Impuesto sobre Sociedades (IS) grava los beneficios obtenidos por entidades tanto residentes como no residentes. La mera tenencia de activos no devenga el IS.

 

Las entidades imponibles residentes son sociedades y otras personas jurídicas cuya actividad principal es comercial, industrial o agrícola y cuyo domicilio social o sede de actividad económica se encuentra en territorio portugués. Las entidades residentes suelen estar sujetas a tributación por sus beneficios a escala mundial.

 

Las entidades no residentes con establecimiento permanente en Portugal también están sujetas al impuesto sobre sociedades por los beneficios atribuibles a dichos establecimientos permanentes.

 

En términos generales, se considera que una sociedad no residente tiene un establecimiento permanente en Portugal si tiene una sede de actividad económica fija a través de la cual lleva a cabo su actividad. Puede darse el caso de que los no residentes tengan una sucursal local, oficina, solar o proyecto de construcción o actuar a través de agentes dependientes.

 

Las entidades no residentes (esto es, las sociedades y otras personas jurídicas sin establecimiento permanente en Portugal) sólo tributan por los beneficios de origen portugués.

 

1.3 Tipos

 

El IS portugués impone un tipo del 21%, al que hay que añadir un recargo municipal (“derrama municipal”) que puede ser de hasta un 1,5% de los beneficios imponibles (dependiendo del municipio donde se desarrollen las actividades), así como un recargo nacional (“derrama estadual”) del 3% de los beneficios imponibles que excedan de 1.500.000 €, del 5% de los beneficios imponibles que excedan de 7.500.000 € y del 7% de los beneficios imponibles que excedan de 35.000.000 €. Así pues, el tipo nominal puede alcanzar un máximo del 31,5% en el caso de las grandes sociedades.

 

Existe un tipo especial reducido del IS para PYMES, esto es, para empresas con una facturación inferior a 50 millones de euros. Para estas sociedades, los beneficios imponibles hasta 15.000 € están sujetos a un tipo reducido del 17%. El resto de los beneficios imponibles que sobrepasen ese umbral están sujetos al tipo general del IS.

 

El recargo nacional se grava por medio de un pago a cuenta complementario (un mecanismo de anticipo) y equivale al 2,5% y 4,5% de la parte de los beneficios imponibles del ejercicio fiscal anterior que exceda de 1.500.000 € y 7.500.000 €. El recargo se aplica antes de la compensación de cualquier base imponible negativa, y se computa y se paga a nivel individual (en el caso de sociedades que tributen de forma consolidada).

 

Las sociedades con domicilio social o sede de actividad económica en la Comunidad Autónoma de Azores se benefician de un tipo reducido del IS del 16,8%.

 

En el caso de sociedades con domicilio social o sede de actividad económica en el Centro de Negocios Internacional de Madeira, se aplica un tipo reducido del IS del 5% entre 2013 y 2020, con sujeción a ciertos requisitos como son unos umbrales de beneficios imponibles o creación/mantenimiento de puestos de trabajo (v. información complementaria más adelante).

 

1.4 Determinación de los beneficios imponibles

 

1.4.1 Norma general

 

Las sociedades residentes en Portugal y los establecimientos permanentes locales de sociedades extranjeras tributan por sus beneficios imponibles, determinados de conformidad con las normas contables y con sujeción a lo dispuesto en el Código del IS portugués. Desde 2010, las normas contables portuguesas (principios de contabilidad generalmente aceptados – PCGA) siguen estrechamente las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).  Los periodos contables y fiscales coinciden con el calendario natural.

 

1.4.2 Gastos y partidas no deducibles

 

Los gastos relacionados con la actividad de negocio suelen ser deducibles a efectos del IS, en la medida en que dichos gastos tengan por objeto obtener o garantizar los beneficios imponibles.

 

Existen algunas excepciones a la regla general, en concreto (i) los intereses pagados en préstamos a accionistas por importes que superen el Euribor a 12 meses devengado con un tipo diferencial del 1,2% (relevante en situaciones en las que no sean de aplicación las normas de precios de transferencia), (ii) los gastos justificados mediante factura u otro documento sin un número de identificación fiscal válido, (iii) las sanciones o multas pagadas, (iv) el IS y los recargos, o (v) la amortización de los costes de adquisición de vehículos privados entre 25.000 € y 50.000 € (dependiendo de la fecha de adquisición y del tipo de vehículo) y otros gastos relacionados con artículos de lujo.

 

1.4.3 Amortizaciones

 

Los costes de adquisición o producción de determinados activos es deducible a efectos fiscales en función de su vida útil prevista. La amortización suele computarse mediante la aplicación del método de amortización lineal, aunque los sujetos pasivos podrían optar por aplicar el método de amortización decreciente. El método de amortización decreciente no puede aplicarse a edificios, vehículos de pasajeros de uso privado o mobiliario, entre otros.

 

Los tipos de amortización viene establecidos por ley y las deducciones por encima de dicho tipo no se reconocen a efectos fiscales. Los sujetos pasivos también pueden optar por aplicar un tipo de amortización que represente el 50% de los tipos generales. A continuación se presentan algunos ejemplos de los tipos máximos de amortización lineal:

   

Activo

Tipo de amortización (%)

Edificios comerciales

2

Edificios industriales

5

Equipamiento de oficina

12,5 a 25

Equipos electrónicos

20

Equipos y programas informáticos

33,33

 

Por lo general, el fondo de comercio no se puede incluir como partida deducible a efectos fiscales.

 

1.4.4 Provisiones

 

Como normal general, las provisiones dotadas por una sociedad portuguesa no son deducibles a efectos fiscales, a menos que estén relacionadas con:

 

(i) Causas judiciales pendientes de resolución, cuando afecten a cuentas de dudoso cobro e incobrables;

 

(ii) Garantías otorgadas a clientes previstas en contratos para la prestación de bienes o servicios;

 

(iii) Provisiones técnicas obligatorias, constituidas de conformidad con las normas dictadas por el Instituto Portugués de Seguros o el Banco de Portugal;

 

(iv) La subsanación de daños medioambientales.

 

1.4.5 Regla de la barrera de intereses

 

En el Código del IS portugués se contempla una regla de barrera de intereses que limita la deducibilidad de las gastos financieros netos al mayor de los siguientes importes: (i) 1.000.000 €, o (ii) el 30% del EBITDA (beneficios de explotación antes de intereses, impuestos y amortizaciones).

 

Esto significa que los gastos financieros netos son deducibles hasta 1.000.000 € en todos los casos. No se trata de un importe exento, sino de un umbral que, una vez alcanzado por los intereses netos pagados, expondrá la totalidad de los intereses netos a la limitación de la deducción al 30%. A tenor de una disposición transitoria, se establece un sistema gradual por el que el límite del EBITDA será del 50% en 2015, del 40% en 2016 y del 30% en 2017.

 

Los límites son aplicables a todos los costes de financiación con independencia de la existencia de relaciones especiales entre el deudor y el acreedor, y la residencia del acreedor (esto es, la financiación con prestamistas de la UE deja de quedar excluida). La regla de la barrera de intereses también es aplicable a unidades fiscales.

 

Las entidades de crédito y financieras (incluidas las sucursales de entidades extranjeras) que se encuentren bajo la supervisión del Banco de Portugal y las compañías de seguros que se encuentren bajo la supervisión del Instituto de Seguros de Portugal (ISP) quedan excluidas de la regla de la barrera de intereses.

 

1.4.6 Cuentas de dudoso cobro

 

Los costes de las pérdidas por deterioro que se deriven de cuentas de dudoso cobro son deducibles a efectos fiscales cuando se haya presentado un proceso de insolvencia o recuperación o cuando los créditos hayan sido reclamados por vía judicial. Sólo las pérdidas por deterioro derivadas de deudas pendientes de pago con más de 6 meses de antigüedad son deducibles a efectos fiscales y dentro de los límites que se exponen a continuación en términos del importe de la deuda:

 

(i) De 6 a 12 meses: 25%;

 

(ii) De 12 a 18 meses: 50%;

 

(iii) De 18 a 24 meses: 75%; y

 

(iv) Más de 24 meses: 100%.

 

1.4.7 Tributación autonómica

 

Además de tributar al tipo general del IS, a determinados gastos de los sujetos pasivos del IS se les aplica un recargo autonómico.

 

Partida de gasto

Tipo

Gastos no justificados

50% (70% si el sujeto pasivo está

exento del IS)

Gastos de vehículos de pasajeros (sin contar vehículos eléctricos) con un coste de adquisición entre menos de 25.000 € y más de 35.000 €

del 10% al 35%

Gastos de representación

10%

Pagos a particulares y empresas residentes en jurisdicciones incluidas en la lista negra

35% (particulares) / 55% (empresas)

Dietas y gastos de viaje

5%

Dividendos pagados a entidades exentas total o parcialmente del IS cuyas participaciones tienen menos de un año de antigüedad

23%

Gastos incurridos en relación con prestaciones pagadas a directivos y consejeros con ocasión de su cese y no relacionadas con objetivos de productividad establecidos por contrato.

 

Importes que excedan la retribución a cobrar por el directivo o consejero hasta el vencimiento del contrato en caso de resolución antes de dicha fecha de vencimiento.

 

Bonificaciones pagadas a directivos o consejeros correspondientes a más del 25% del salario anual y que superen los 27.500 €

35%

 

Los tipos se incrementan en un 10% si el sujeto pasivo presenta pérdidas fiscales en el ejercicio en que se incurren los gastos. La parte autonómica del impuesto se paga aun cuando no se devengue el IS.

 

1.5 Incentivos fiscales

 

En el siguiente cuadro se describen algunos de los principales incentivos fiscales que tienen las entidades portuguesas a su disposición: 

 

Denominación

Funcionamiento

Requisitos más importantes

Sistema de Incentivos Fiscales para Investigación y Desarrollo Empresarial (“SIFIDE II”)

A tenor del SIFIDE II, se dispone de un crédito fiscal correspondiente al importe de los gastos incurridos en actividades de I+D, con los siguientes límites:

 

(i) 32,5% de los  gastos soportados en un ejercicio fiscal;

 

(ii) 50% del importe de los gastos soportados en el ejercicio fiscal que sobrepase la media de los dos ejercicios fiscales anteriores, con un máximo de 1.500.000 €.

 

Si el crédito no pudiera compensarse íntegramente en un ejercicio fiscal, la compensación sería posible en los 8 ejercicios siguientes con ciertas limitaciones.

Para acogerse al SIFIDE II, es preciso cumplir los siguientes requisitos:

 

· Los gastos deben haber sido incurridos por sociedades portuguesas que desarrollen actividades comerciales, industriales o agrícolas

 

· Los gastos incurridos no pueden haberse acogido a una ayuda financiera no reembolsable del Estado portugués;

 

· Debe presentarse una solicitud antes de julio del ejercicio siguiente al ejercicio de la inversión; y

 

· La solicitud del SIFIDE II la autoriza el Comité de Certificación del SIFIDE.

Patent Box

Exención parcial (50%) del IS de los beneficios derivados tanto de la concesión de licencias como de la venta de sociedades que exploten inventos patentados y otras innovaciones como modelos y diseños industriales protegidos por derechos de propiedad intelectual (PI) adquiridas después del 1 de enero de 2014.

Entre los requisitos para solicitar este incentivo se encuentran:

 

·  Para que la PI sea válida debe haber sido desarrollada por la propia empresa.

 

 ·  El licenciatario no puede ser residente de una jurisdicción incluida en la lista negra.

 

·  La PI debe ser utilizada efectivamente para actividades empresariales.

 

·  Si el licenciatario  es una entidad vinculada, no puede utilizarse la PI para crear gastos deducibles para el sujeto pasivo.

Régimen Fiscal de Ayuda a la Inversión (“RFAI”)

A tenor del RFAI, las sociedades que inviertan podrán beneficiarse de un crédito fiscal compensable con los impuestos a pagar (máx. 25% del impuesto aplicado), correspondiente al 20% de las inversiones que no lleguen a 5 millones de euros o del 10% de las inversiones que superen 5  millones de euros. También existe la posibilidad de acogerse a exenciones al Impuesto sobre Transmisiones de Bienes Inmuebles, al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (dependiendo ambas de la autorización de las autoridades municipales correspondientes) y al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en adquisiciones de bienes inmuebles. En el caso de las start-ups, puede solicitarse la devolución de la cuota íntegra del IS del primer año de actividad y de los dos periodos fiscales siguientes.

Los requisitos que se aplican al RFAI son los siguientes:

 

·  Las inversiones deben realizarse en determinados sectores de la actividad económica, como el turismo o la minería;

 

·  Las inversiones deben mantenerse durante un mínimo de 5 años;

 

·  Las inversiones deben permitir la creación de puestos de trabajo.

Incentivos Fiscales Contractuales

Los proyectos de inversión que se implanten hasta 2020 podrá beneficiarse de incentivos fiscales contractuales.

 

A tenor de los contratos firmados con el Estado portugués, se podrá disponer de un crédito fiscal del 10% al 25% del importe de la inversión realizada.

 

Además, también podrían ser de aplicación exenciones fiscales o tipos reducidos del Impuesto sobre Transmisiones de Bienes Inmuebles, del Impuesto sobre Bienes Inmuebles y del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.           

Para los incentivos contractuales, se aplican los siguientes requisitos:

 

·  Inversión mínima de 3 millones de euros;

 

· La inversión debe tener un interés económico estratégico;

 

· La inversión también debe permitir crear puestos de trabajo.

Creación de empleo

El incentivo por creación de puestos de trabajo permite a las empresas acogerse, en determinadas circunstancias, a una deducción adicional del 50% de los costes laborales. El coste adicional puede reclamarse durante un periodo de cinco años, calculados a partir de la fecha en que se haya firmado el contrato de trabajo.

Para el incentivo de creación de puestos de trabajo, se aplican los siguientes requisitos: 

aumentar el número de empleados ofreciendo contratos de trabajo por plazo indefinido 

los nuevos empleados

 

(i) tienen entre 16 y 35 años de edad;

 

(ii) tienen menos de 23 años y no han terminado estudios de educación secundaria y no están asistiendo a un programa educativo; 

 

(iii) son desempleados de larga duración 

el incentivo fiscal se limita a 14 veces el salario mínimo mensual 

hay un límite de acumulación de este incentivo con otros incentivos para la creación de puestos de trabajo.

 

También hay otra serie de incentivos fiscales dignos de mención para la rehabilitación de bienes inmuebles que se aplican en todas las categorías al resto de impuestos o entidades.

 

El primero es el régimen especial para fondos de inversión de rehabilitación de inmuebles urbanos, cuyos activos se compongan al menos en un 75% de inmuebles sujetos a rehabilitación urbana. Estos fondos están íntegramente exentos del impuesto sobre beneficios para todos los tipos de beneficios (incluidos los derivados de alquileres y plusvalías). También se pueden beneficiar de la exención al impuesto sobre bienes inmuebles.

 

El régimen portugués de rehabilitación urbana también ofrece a determinadas rehabilitaciones de inmuebles iniciadas a partir del 1 de enero de 2008 (inclusive) y terminadas para el 31 de diciembre de 2020, los siguientes incentivos fiscales:

 

(i) Posible exención del IMI (Impuesto Municipal sobre Inmuebles) para el bien urbano sujeto a rehabilitación, aplicable durante un periodo de cinco años que podrá ser renovable por otro periodo de cinco años.

 

(ii) Posible exención del IMT en la adquisición de un bien urbano considerado lugar permanente de residencia destinado a rehabilitación urbana. Debe ser la primera transacción del inmueble después de la rehabilitación y el inmueble debe estar situado en una zona de rehabilitación urbana.

 

(iii) Los beneficios obtenidos por inversores particulares y empresas y derivados de las participaciones mantenidos en fondos están sujetos a una retención del 10% a efectos del impuesto sobre la renta.

 

1.6 Cotizaciones a la Seguridad Social

 

El sistema de Seguridad Social portugués se financia con las cotizaciones que pagan tanto empresas como trabajadores. Las empresas tienen que cotizar un 23,75% por situaciones de contrato de trabajo. Esta cotización no tiene techo. Las empresas también tienen que cotizar por los miembros de sus órganos societarios. La cotización de la empresa es deducible a efectos del impuesto sobre sociedades. El marco identifica situaciones clave (con exenciones o reducciones potencialmente aplicables en otras situaciones).

 

Trabajador

Empresa

Trabajador con contrato de trabajo

11%

23,75%

Miembro de órgano societario

11%.

23,75%

Trabajador independiente

29,6%

5%

 

1.7 Bases imponibles negativas

 

Las bases imponibles negativas pueden compensarse durante un periodo actualmente fijado en 12 años y limitado al 70% de los beneficios imponibles, tal y como se muestra a continuación:

 

Ejercicio fiscal

Años de compensación

Limite de la deducción

2008 y 2009

6

2012/2013 75% de los beneficios imponibles

2010 y 2011

4

2012 y 2013

5

A partir de 2014

12

70% de los beneficios imponibles

 

1.8 Dividendos y plusvalías

 

Las sociedades residentes están sujetas al impuesto sobre sociedades por sus beneficios y plusvalías a escala mundial.

 

Los dividendos de origen nacional y extranjero obtenidos por una sociedad residente están exentos si se cumplen las siguientes condiciones: (i) participación mínima del 5% en la sociedad que distribuye los dividendos; (ii) 2 años de tenencia (que pueden cumplirse una vez obtenidos los dividendos); (iii) el origen de los dividendos no tiene limitación geográfica (salvo por los dividendos recibidos de jurisdicciones de la lista negra); (iv) la sociedad que distribuye los dividendos está sujeta y no exenta a un impuesto comparable al IS portugués a un tipo no  inferior al 60% del tipo del IS portugués (es decir, 13,8%) (si no se cumple esta última condición, pueden aplicarse otros requisitos alternativos).

 

Se dispondrá de un crédito por el impuesto subyacente cuando no se cumpla una o varias de las condiciones para la exención de la participación.

 

Como norma general, las plusvalías obtenidas por sociedades residentes en Portugal forman parte de los beneficios imponibles y están sujetas al tipo general del IS. De igual modo, las minusvalías pueden deducirse de los beneficios imponibles.

 

De acuerdo con un mecanismo de bonificación para reinversiones, el 50% de la diferencia positiva entre las plusvalías y las minusvalías puede quedar excluida de la imposición siempre que el importe total del producto de la venta se reinvierta en el ejercicio anterior a la venta o antes del cierre del segundo ejercicio (esto es, N-1, N, N+1 y N+2) en la adquisición, fabricación o construcción de elementos de inmovilizado material, activos biológicos no consumibles o inmuebles de inversión y se utilicen para la actividad de la sociedad adquirente (esto es, sólo activos y no acciones).

 

Las plusvalías obtenidas por una sociedad residente en la venta de acciones de una sociedad no residente están exentas siempre que se cumplan las condiciones anteriores para dividendos durante todo el periodo de tenencia. Sin embargo, hay una excepción a efectos inmobiliarios cuando los activos de la sociedad vendidos estén compuestos en más de un 50% por bienes inmuebles portugueses. Esta exención también es aplicable a las plusvalías obtenidas por establecimientos permanentes de entidades extranjeras que operen en Portugal.

 

Las fusiones, desinversiones, transmisiones de activos, canjes de acciones y traslados de residencia podrían beneficiarse de una desgravación fiscal (neutralidad fiscal).

 

1.9 Beneficios de negocios extranjeros

 

Portugal cuenta con dos sistemas para evitar la doble imposición de los beneficios de origen extranjero: la exención y el crédito fiscal ordinario.

Cuando una sociedad residente obtiene beneficios por medio de un establecimiento permanente en el extranjero, la sociedad portuguesa puede acogerse a la exención en determinadas circunstancias y sólo para el establecimiento permanente en un país con impuesto comparable al IS portugués a un tipo no  inferior al 60% del tipo del IS portugués (es decir, 13,8%).

 

1.10 Retenciones

 

Rendimientos

Tipo

Dividendos

25% (1)

Intereses

0% (2)/ 25% (1)

Royalties

0% (2) / 25% (1)

Servicios y comisiones

25% (4)

Alquileres

25%

(1) Con sujeción a tipos reducidos o exenciones en virtud de convenios para evitar la doble imposición.

(2) El pago de intereses y royalties puede estar exento de retención a tenor de la Directiva de Intereses y Royalties, siempre que se cumplan ciertas condiciones.

(4) La mayoría de los convenios para evitar la doble imposición eximen a estos pagos de tributar en Portugal.

 

Los beneficios de origen nacional obtenidos por no residentes sin establecimiento en Portugal suelen estar sujetos a una retención final que se aplica al importe bruto.

 

Los dividendos pagados por una sociedad portuguesa a sus accionistas residentes y no residentes están sujetos a un tipo de retención fijo del 25%, a menos que también sea aplicable una exención para los dividendos pagados por entidades residentes en Portugal.

 

Los principales criterios para poder acogerse a la exención a la retención de los pagos de dividendos son los siguientes: (i) participación mínima del 5% en la sociedad portuguesa que distribuye los dividendos; (ii) periodo de tenencia de dos años (que pueden cumplirse una vez pagados los beneficios); (iii) la residencia de los accionistas está limitada geográficamente a la residencia en los Estados miembro de la UE, el EEE (sin contar los que no intercambian información fiscal con Portugal) o las jurisdicciones con las que Portugal ha firmado un Convenio para Evitar la Doble Imposición con mecanismo de intercambio de información; y (iv) la sociedad que recibe los dividendos debe estar sujeta y no exenta a un impuesto comparable al IS portugués a un tipo no inferior al 60% del tipo del IS portugués (esto es, 13,8%).

 

Si los beneficios se distribuyen a una sociedad residente en una jurisdicción incluida en la lista negra, se aplicará un tipo de retención fijo del 35%.

 

En Portugal no se aplica retención alguna a los intereses pagados a bancos portugueses o sucursales locales de bancos extranjeros sujetos al IS en Portugal.

 

Los rendimientos por intereses y las plusvalías obtenidos por no residentes que cumplan ciertos requisitos y derivados de títulos de deuda públicos o privados y certificados de titulización emitidos por entidades portuguesas, están exentos del IS. También existe una exención para los dividendos obtenidos por fondos de pensiones portugueses o de la UE/ del EEE, siempre que cumplan ciertos requisitos.

 

1.11 Plusvalías obtenidas por no residentes

 

Las plusvalías obtenidas por sociedades no residentes están sujetas a retención a un tipo fijo del 25%.

 

Las plusvalías derivadas de la venta de acciones u otros derechos y títulos societarios podrán quedar exentas de impuestos nacionales siempre que dichas plusvalías sean obtenidas por un no residente sin establecimiento permanente en Portugal, si se cumplen los siguientes requisitos:

 

(i) El vendedor no pertenece, ni directa ni indirectamente, en más de un 25% a una sociedad/particular residente en Portugal o el vendedor no es residente de una jurisdicción de la lista negra; y

 

(ii) Las ganancias obtenidas no corresponden a acciones u otros derechos societarios en sociedades residentes cuyos activos estén compuestos en más de un 50% por bienes inmuebles sitos en Portugal o sociedades de cartera, cuando dichas sociedad tengan relaciones de control con sociedades residentes cuyos activos estén compuestos en más de un 50% por bienes inmuebles sitos en Portugal.

 

1.12 Tributación consolidada

 

Las sociedades residentes tienen la opción de tributar conjuntamente con su grupo de sociedades. La tributación consolidada para grupos de sociedades en Portugal no funciona como un sistema de consolidación o unidad fiscal puro, dado que cada entidad debe presentar individualmente sus beneficios / pérdidas imponibles.

 

Para que un grupo de sociedades pueda ser considerado un grupo fiscal a efectos fiscales en Portugal, tienen que cumplirse los siguientes requisitos: (i) el titular del grupo fiscal debe poseer, directa o indirectamente, al menos un 75% del capital social de las sociedades dependientes, siempre que dicha participación represente más del 50% de los derechos de voto, (ii) el capital social del titular del grupo no puede pertenecer en un 75% o más a ninguna otra entidad portuguesa, (iii) todas las sociedades del grupo fiscal deben tener su domicilio social o sede de actividad principal en Portugal y tributar al tipo máximo del IS, y (iv) la participación en las sociedades dependientes debe tener al menos un año de antigüedad desde el momento en que se crea el grupo fiscal. En determinadas circunstancias, el régimen del grupo fiscal portugués también permite la integración cuando existen entidades portuguesas de menor nivel que pertenecen a una entidad extranjera que, a su vez, pertenece a una entidad portuguesa. Los establecimientos permanentes extranjeros no reúnen los requisitos para ser titulares de un grupo fiscal.

 

En determinadas condiciones, las bases imponibles negativas presentadas por sociedades individuales antes de la integración pueden compensarse con los beneficios imponibles del grupo fiscal. Las limitaciones mencionadas anteriormente sobre la compensación de bases imponibles negativas son aplicables a los grupos de sociedades.

 

Desde el 1 de enero de 2015, es posible aplicar el régimen de tributación consolidada si la sociedad dominante tiene su domicilio social o lugar de actividad principal en un país de la UE o del EEE (en este último caso, siempre que exista cooperación administrativa en material fiscal similar a la establecida dentro de la Unión Europea). Además, deben cumplirse los siguientes requisitos, entre otros:


- La sociedad dominante posee a las dependientes desde hace más de un año con referencia a la fecha en la que se empieza a aplicar el régimen.
- La sociedad dominante no está participada, ni directa ni indirectamente, en un 75% por una sociedad dominante portuguesa.
- La sociedad dominante está sujeta (no exenta) a un impuesto de acuerdo con el Artículo 2 de la Directiva 2011/96 del Consejo.
- La sociedad dominante está constituida como sociedad de responsabilidad limitada.

 

1.13 Precios de Transferencia

 

El régimen portugués de precios de transferencia ha entrado en vigor en la legislación tributaria portuguesa en 2002 y sigue de cerca las directrices de la OCDE. A tenor de este régimen, las transacciones llevadas a cabo entre entidades vinculadas deberían reflejar el principio de libre mercado, es decir, a efectos fiscales, los precios de las transacciones controladas deben establecerse como si las partes no estuvieran vinculadas, por referencia a las condiciones se que habrían obtenido entre empresas independientes, en transacciones y circunstancias comparables. A estos efectos, el umbral para la determinación de una relación especial es actualmente el 20% de participación. Además, una entidad puede considerarse parte vinculada cuando tiene la facultad para ejercer, directa o indirectamente, una influencia significativa en las decisiones de gestión de la otra.

 

El alcance del régimen de precios de transferencia cubre a todos los sujetos pasivos que realizan operaciones internacionales así como las transacciones controladas de carácter nacional, lo que incluye las transacciones entre establecimientos permanentes y las transacciones realizadas con entidades no vinculadas residentes en jurisdicciones incluidas en la lista negra.

 

Los sujetos pasivos que en el ejercicio fiscal anterior obtuvieran más de 3.000.000 € de ventas netas y otros beneficios de explotación tienen que organizar, compilar y mantener documentación al día sobre precios de transferencia durante un periodo de 10 años.

 

1.14 Impuesto sobre Liquidaciones y Salida

 

El producto percibido por los accionistas por la liquidación de una sociedad residente en Portugal recibe el tratamiento de plusvalía. La exención para plusvalías tanto para entidades residentes como para no residentes es aplicable al producto de cualquier liquidación.

 

El traslado del domicilio social cuando persiste la persona jurídica o de la sede de actividad económica (calificada como cese de actividad) de una sociedad, sin que se liquide la sociedad, da lugar a una pérdida o ganancia imponible equivalente a la diferencia entre el valor de mercado de los activos y su valor contable (al tipo general del IS).

 

En las normas del impuesto de salida aplicables a los traslados de residencia de las sociedades portuguesas a otros países de la UE / del EEE se contemplan las siguientes opciones para el pago del IS: (i) pago inmediato del IS en el momento de salida, (ii) opción de pago en cinco plazos, y (iii) opción de aplazamiento hasta el ejercicio efectivo de venta del activo o del traslado de la residencia a otra jurisdicción.

 

1.15 Centro Internacional de Negocios de Madeira

 

Las sociedades que operan desde el CIN de Madeira cuentan con un régimen especial aplicable hasta el 31 de diciembre de 2020. En virtud del régimen actual, se aplica un tipo impositivo del 5% por el IS hasta finales de 2020 respetando los techos de beneficios imponibles, que están ligados al número de puestos de trabajo.

 

Dichos techos de beneficios imponibles están sustentados por requisitos de fondo que conllevan bien la creación de entre uno y cinco puestos de trabajo durante los primeros seis meses de actividad y una inversión mínima de 75.000 € en la adquisición de elementos de inmovilizado material e inmaterial durante los dos primeros años de actividad o bien la creación de seis o más puestos de trabajo durante los seis primeros meses de actividad.

 

Techo de beneficios imponibles

N.º de puestos de trabajo creados

Techo base imponible (M€)

1 - 2

2,73

3 - 5

3,55

6 – 30

21,87

31 – 50

35,54

51 – 100

54,68

> 100

205,5

 

Se ha aprobado un nuevo régimen fiscal para las entidades que cuentan con licencia para operar en el Centro de Negocios Internacional de Madeira, vigente desde el 1 de enero de 2015. Las entidades que tenían licencia hasta el 31 de diciembre de 2020 pueden beneficiarse del nuevo régimen hasta el 31 de diciembre de 2027. Entre otras ventajas fiscales, se establece un tipo reducido del IS del 5% para las rentas que reúnan ciertos requisitos, en condiciones análogas a las expuestas anteriormente. El nuevo régimen ha sido negociado y debidamente autorizado por la Unión Europea.

 

1.16 Normas para evitar la elusión fiscal

 

Portugal cuenta con una cláusula general para evitar la elusión fiscal, normas especiales para las reestructuraciones por motivos fiscales y normas para los pagos realizados a jurisdicciones incluidas en la lista negra. Portugal también ha implantado un régimen de desglose obligatorio de cualquier planificación fiscal abusiva. Los beneficios de una sociedad extranjera residente en una jurisdicción con un sistema tributario menos oneroso podrían atribuidos a los titulares que tengan una participación sustancial en ella y ser gravados a título personal en proporción a su participación.

 

  

Contenido proporcionado por:

 

Contenido proporcionado por Garrigues

 
Partilhar